Al leer la noticia sobre la que es en mi opinión una muy desafortunada declaración sobre el problema del SIDA en África, de parte del Papa Benedicto XVI,  quien es el actual líder de la Iglesia Católica Romana, la religión mas popular en el mundo, me lleno un sentimiento de molestia, por lo que decidí escribir el por que considero que a esta declaración no se le debería de dar algún merito, especialmente viniendo de el.

¿Si los condones son parte del problema, entonces cual es la solución? En 2005 dijo a los obispos africanos que lo visitaron en el vaticano que no los condones, si no la abstinencia y la fidelidad eran los medios con que se lograría detener la epidemia.

Si bien es cierto que la abstinencia y la fidelidad de parte de toda la población africana detendría casi en seco la proliferación del VIH, esta solución carece de bases practicas y carece de realismo. No hay manera de que incluso la población católica soltera en áfrica deje de tener relaciones sexuales, o de asegurar que los casados permanecerán fieles en su matrimonio, lo único que la población rescata de estas declaraciones, es que los condones contribuyen al problema del SIDA, de manera que el uso del preservativo disminuye aun mas cuando las parejas solteras, casadas, adulteras, homosexuales, etc. , llenas de angustia, culpa y remordimiento se dediquen a mantener todo tipo de contacto sexual esperando que su sacerdote les otorgue el perdón por sus pecados.

Hablando de pecados, “No fornicaras” es, hasta donde recuerdo, uno de los diez mandamientos. Y según la iglesia católica, usar condón como método anticonceptivo es un pecado mortal. Por lo que para el que es un religioso tener un condón y una pareja disponible es una doble tentación al pecado, lo que debe ser un factor importante para evitar el acto sexual, pero que dada esa posibilidad es simplemente un factor para evitar el uso del condón.

La iglesia mantiene que la distribución de preservativos en la población es una manera de incitarlos a tener relaciones sexuales. Estoy completamente de acuerdo con esta idea, pero en mi opinión solo aplica cuando estamos hablando de un país con cierto nivel de educación. Si una pareja en la actualidad se encuentra en una situación de mantener relaciones sexuales, pero no hay un condón disponible, es muy probable que con el conocimiento sobre las ETS, y los riesgos de tener un embarazo no deseado, la pareja decida ir primero a una farmacia o incluso una miscelánea para comprar los condones y entonces iniciar su actividad. Visto desde este punto de vista, estoy completamente de acuerdo.

Sin embargo en un nivel cultural mas bajo, donde no se conocen los riesgos de mantener relaciones sexuales sin protección, da igual si están los preservativos disponibles o no. Podría empezar a llover condones y la posibilidad de que la gente los use o no, es la misma a que los inflen con aire y se lo den a los niños para que jueguen con ellos. De tal manera que en este caso no incitan al sexo de ninguna manera.

Si bien este último es un ejemplo un poco exagerado, después de todo nadie espera que empiezan a llover condones, es una realidad en varias zonas de áfrica, en las que no se cuenta con ningún tipo de educación, pero si de los impulsos propios de la sexualidad humana.

Llevando esta discusión a la población joven de las zonas urbanas, que de acuerdo a mi percepción son las mas propensas a verse incitadas a tener sexo por la distribución de condones y que de acuerdo al Papa Benedicto XVI aumentan el problema de la epidemia del SIDA, puedo decir en su favor que al menos es una decisión consiente y responsable de la pareja de tomar ese riesgo, uno que no es diferente al riesgo que también se toma en los demás continentes cada vez que se tiene sexo casual.

Si el Papa puede culpar la distribución del preservativo de contribuir al problema del SIDA en áfrica, haciendo solo suposiciones, ya que no ha habido alguna prueba que respalde esta proposición, yo me atrevo a culpar a la prohibición y represión sexual a la que la iglesia católica somete a sus feligreses mas jóvenes, contribuyendo a los factores que provocan el fenómeno conocido como rebelión adolescente, mismo que los lleva a realizar actos de riesgo.

Si bien esto ultimo suena descabellado, al menos existen una gran cantidad de estudios de ciencias del comportamiento que podrían respaldarlo que es mas de lo que el Papa tiene a su favor.

One Response to ““Los condones contribuyen al problema del SIDA” – Benedicto XVI”

  1. [...] siguiendo con el tema de este post, resulta que los franceses decidieron burlarse del papa poniendolo su imagen en la envoltura de los [...]

Leave a Reply