Amazon Kindle 3, otra vez.

Ayer ordene un nuevo Kindle 3, estoy esperando que me llegue durante la semana para poder seguir leyendo frecuentemente. Pero esta no es mi primera experiencia con el dispositivo, de hecho la estoy comprando como reemplazo de uno que tuvo una vida muy corta hace algunos meses.

El año pasado, despues de deliberarlo mucho y de ahorrar un poco, decidi encargar un Kindle de Amazon, un lector electronico de libros digitales, buscando mas que nada relevar mi antiguo e-reader, un sony prs-700, que ya me duro como tres años y en el que he leido mas de cien libros. No tantos como hubiera querido, pero si mas que suficiente para que valiera la pena. Con esa misma idea encargue el Kindle, con la esperanza que me durara al menos un par de años y reemplazarlo ya que la tecnologia de papel electronico soporte color y estuviera a un precio razonable.

El lector de Amazon me llego a principios de octubre, y estube mas que contento con el aparato, hacia mucho mas de lo que me imagine y era por mucho, mejor que el lector de sony que estaba reemplazando. No podia estar mas satisfecho.

Para protegerlo del uso y el ambiente en el que lo traia, ya que no soy lo que se dice extremadamente cuidadoso y aqui en la casa y en el vivero hay muchisimo polvo, le improvise una funda para poder transportarlo a todos lados, era una vieja carpetita que le quedaba un poco grande, pero que a falta de algo mejor me dejo satisfecho. Si hubiera sabido lo que iba a pasar.

Alcanze a leer como once libros, cuando en una ocasion en que traia el Kindle bajo el brazo pero con la “funda” mal cerrada, se me resbalo y cayo al piso golpeandoze en una esquina, cuando encendi el aparato note que tenia unas lineas verticales blancas o podria decir “muertas”, en las que no tenia ninguna reaccion o cambio al cambiar de paginas mientras leia, a pesar de que el problema lo tenia en el centro de la pantalla, las lineas eran tan delgadas que a pesar de ser notorias no me estorbaban mucho la lectura, asi que no le di mucha importancia, solo me quede con la idea de lo fragil que es el aparato y que deberia tener mas cuidado.

Las intenciones eran buenas, pero no todo sale como uno lo planea. Solo basta un momento de descuido para crear un desastre, y apenas unos dias despues de la primera caida, el incidente se repitio nuevamente, en esta ocasion de manera un poco mas fuerte y violenta. El Kindle salio lanzado de la “funda” en la que lo traia en un movimiento circular con el que esperaba moverlo de debajo de mi brazo para ponerlo en la mesa, cayo en el piso con la pantalla hacia el piso. Al levantarlo, esto fue lo que encontre.

Kindle con la pantalla rota

Despues de intentar apretarle o ajustarle la pantalla de alguna manera, de buscar alguna solucion en la web o algo que me pudiera ayudar a reparar el daño, me di cuenta que una solucion era casi imposible, la unica solucion hubiera sido enviar el Kindle a reparacion de regreso a estados unidos, y pagar por la reparacion, ya que el daño por accidentes no esta cubierta por la garantia. Con resignacion y frustracion por pensar en la manera en que practicamente estaba tirando los tres mil pesos que me costo el Kindle ya con impuestos y envios, decidi mejor no hacer nada con el aparato y desde entonces esta guardado en mi closet.

El aparato solo lo tuve funcionando poco menos de dos meses y ya con libros en mi biblioteca del Kindle me resulto dificil regresar a usar el lector de sony. Al poco tiempo compre mi celular y empeze a leer mis libros en mi celular, con la aplicacion de Kindle para Android. Desde entonces he comprado y leido otros doce libros,  ya estoy leyendo el treceavo, del cual pronte les pondre un comentario por que esta muy bueno y tengo otro libro ya listo para empezar.

Kindle en Android

Asi que cuando me di cuenta de que practicamente estaba usando mi celular, del cual apenas he hecho dos pagos de los dieciocho que tengo que hacer en total, para leer libros, me di cuenta de que si necesito un lector para dejar de sacar mi celular por todos lados ya que me gasta mucho la pila y en varias ocasiones tengo que dejar de leer para exprimirle unos minutos mas de tiempo de uso para no quedarme incomunicado y a pesar de que no he tenido mayor problema usandolo para leer, la pantalla del celular no se compara en nada con la pantalla de papel electronico del Kindle.

Estaba pensando en comprar un equipo de sonido en caso de que no pueda arreglar el teatro en casa que se descompuso en navidad, o en ahorrar para una television por que la que tengo en la sala ya tiene algunos años y la tecnologia ya la dejo atras, pero pensando en que paso mucho mas tiempo leyendo que jugando videojuegos o viendo peliculas en blu-ray que es lo unico por lo que me interesa una television nueva, decidi finalmente comprar un nuevo Kindle para seguir leyendo a gusto, en esta ocasion pedi el modelo mas economico, el que no tiene 3G, pero aprendiendo de mis errores, en esta ocasion encargue una funda especial para el dispositivo con la que espero hacerlo durar mas.

Asi que en cuanto llegue yo les actualizo y seguire poniendo algun comentario aqui de los libros que vaya leyendo.